EN LA ESPIRAL          

Vicente González García

 QUIENES ASPIRAN A OCUPAR UN PUESTO PÚBLICO: ¿SERÁN CAPACES DE LLEGAR HASTA DONDE SE ENCUENTRAN LAS NECESIDADES ESENCIALES DE LOS CIUDADANOS Y ATENDERLAS?

MAYO 24 /2015

Indudablemente que las desigualdades sociales en México nunca se han comprendido con realismo, es decir, como algo que ocurre verdaderamente.

Frente a este golpe que sigue lastimando a millones de familias mexicanas, hay que decir que decir que existen personas dentro de la clase política que han mostrado buenas intenciones para al menos mitigar esta grave ofensa, finalmente son traicionadas porque no se da previamente paso a la justicia.

Por tanto, aunque la clase política “se desgalille” asegurando que a partir de tal o cual reforma constitucional se habrán de combatir los “privilegios”, “la corrupción”, y otros tantos vicios que han sido las causas claras de injusticia, se puede palpar que hoy,  lejos de disminuir los grandes cinturones, ya no de pobreza, sino de miseria en la población, estos siguen en aumento.

Así es que, “LA CLASE POLÍTICA DE NUEVO LE SIGUE MINTIENDO AL PUEBLO”. En verdad, “NO EXISTE ESE VERDADERO ANUNCIO DE PROMOCIÓN DE JUSTICIA SIN UN COMPROMISO RESUELTO EN LOS HECHOS” de la aplicación de la misma.

Los discursos emitidos por el mundo de los políticos, no han dejado de ser simple y llanamente palabras y más palabras “VACÍAS DE CONTENIDO”; discursos decorativos “bañados” de un sociologismo bienintencionado y una generosidad oral que no aterriza en los hechos. Es decir pura simulación oral, misma que el pueblo ya ha empezado a descubrir.

Así pues, las injusticias actuales “bajo sus diversas formas”, siguen rechazando la dignidad y los derechos inalienables de persona. Y esto, además de constituir un “ateísmo práctico, y una negación de Dios”, muestra de forma concreta LA ESTATURA MORAL DE LA CLASE POLÍTICA; SOBRE TODO, PONE AL DESCUBIERTO LAS INTENCIONES Y AMBICIONES PERVERSAS DE MUCHOS REPRESENTANTES POPULARES AL MOMENTO DE PROMOVER Y APROBAR CIERTAS LEYES CONSTITUCIONALES, que, reiteramos, SOLAMENTE HAN SEGUIDO BENEFICIANDO A LAS INSTITUCIONES PARTIDISTAS, ASÍ COMO A LOS GRUPOS QUE HOY POR HOY SIGUEN LUCIENDO EL PODER ECONÓMICO QUE TIENEN FRENTE A UNA SOCIEDAD “HARTA DE PROMESAS INCUMPLIDAS POR LOS POLÍTICOS”, QUIENES LE SIGUEN DANDO “ATOLE CON EL DEDO”.

Por ello, en México, ¡QUÉ DE CONTRASTES EXISTEN ENTRE LA VOLUNTAD DE JUSTICIA Y LA INJUSTICIA COMETIDA EN NOMBRE DE LA JUSTICIA!

Esto se ha vuelto insoportable, la población ha perdido la confianza en sus gobernantes, al grado que muchos ciudadanos aseguran, y con justa razón que, solamente en tiempos electorales, quienes aspiran a ocupar a ocupar un lugar sobre todo en las Legislaturas Federal y Locales, echan mano de todo tipo de propuestas y alzando la voz dicen que ellos sí cumplirán; que ellos tienen la solución  para que en estados y municipios se terminen las injusticias y por ende las desigualdades.

Sin embargo, hoy, la ciudadanía ha perdido la credibilidad en las palabras de los políticos, pues muchos sostienen que del cien por ciento de los compromisos que adquieren con la población, una vez que ganan la elección y toman posesión en sus respectivos encargos, “escasamente vienen cumpliendo y “con muchos regateos” con un 20 ó 30 por ciento de lo propuesto”.

En la actualidad, en lo referente a la Justicia Social, ésta, lejos de mejorar, día a día sigue empeorando.

Pero, ¿las nuevas Legislaturas Federal y Locales, serán capaces de ir más allá de la simple justicia? Sí, ¿serán tan entendidos en Materia de JUSTICIA REAL como para llegar a una justicia que lo vea todo con mayor profundidad y llegar hasta el fondo de la ciudadanía, hasta su dolor, hasta sus necesidades y hasta su impotencia?

Todas estas realidades aún siguen quedando ocultas cuando “la clase política” solamente de manera tosca, no ve en la población más que un simple grupo de personas sujetas de la ley.

Los políticos que hoy prometen y prometen nuevos cambios a la sociedad, ¿serán pues capaces de ir más allá de la fría justicia y llegar hasta donde se encuentran las necesidades esenciales de la comunidad mexicana?

¿Podrán llegar a un consenso y confeccionar un marco constitucional que observe y aplique en los hechos “una justicia superior que vea y sancione a todos por igual, ciudadanos comunes y gobernantes?

Y, por qué no hablar sin tapujos y decir que, “Existen formas de justicia que no tienen en cuenta la condiciones de vida de las personas y las realidades concretas en que la propia justicia se aplica”.

Igualmente, por qué no decir que, en México, hoy por hoy aún siguen floreciendo esos tipos de justicia que son VERDADERAS CORAZAS PARA PROTEGER LOS INTERESES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y DE LOS GRUPOS QUE EVIDENCIAN EL PODER ECONÓMICO.

Por ello, la propuesta ciudadana podría ser en el sentido de que, si los próximos integrantes de las Legislaturas Federal y Locales, ¿lograrán entender en algún momento que, “UNA JUSTICIA Y UNA LEY DEMASIADO POCO EXIGENTES DEJAN INDEFENSAS A LAS FAMILIAS MÁS DÉBILES Y OPRIMIDAS; pero también, UNA LEY Y UNA JUSTICIA DEMASIADO VIOLENTAS Y DEMASIADO EXIGENTES PUEDEN CONVERTIRSE EN UN TORMENTO INSOPORTABLE PARA TODOS?

Y esto, claro que también se puede decir de una JUSTICIA que, aún con todas las garantías de seguridad, PUEDE RESULTAR INHUMANA SI SE APLICA DESPIADADAMENTE.




 
loading...