EN LA ESPIRAL          

Vicente González García

"NO ES LO MISMO ENTENDER  QUE  ATENDER"

OCTUBRE 28 /2018

 

Pese a tantos avances, en los diversos ámbitos de la vida humana, no son pocos los gobiernos que siguen estando necesitados de la rectificación de rumbos; igualmente, de revisiones y modificaciones a gran escala, y con una precisa continuidad, al contenido real que encierran esas dos palabras que despliegan todo su accionar como tales, y que se ha optado por  denominar: “POLÍTICAS PÚBLICAS”.

Lo más deseable es que estas POLÍTICAS PÚBLICAS, se vean permeadas de una auténtica sociología. Esto, para que se den cabal cuenta de la aceptación ó rechazo de las leyes vigentes que rigen los destinos de las comunidades.

Pese pues, a las grades riquezas y cúmulo de herramientas que ofrece esta ciencia para que se logre hacer mejores gobiernos, por así decirlo, generalmente ha sido ignorada por las legislaciones.

Es tiempo que las comunidades de una u otra región, no continúen permitiendo ni tolerando a gobiernos encabezados por “políticos” que sólo buscan gobernar a través de leyes encubiertas por técnicas habilidosas y atrayentes, que preñadas de los más insultantes engaños, aún hoy en día, no han considerado oportuno desentrañar todo lo obsoleto e indigno de las constituciones.

Evidentemente que muchas de las leyes que subsisten y que laceran los derechos fundamentales de la persona humana, continúan vigentes, “gracias a la torpeza” de muchos legisladores. Aunque también, no se descarta la xenofobia, odio inexplicable de otros parlamentarios que sienten hacia sus propios conciudadanos; y obviamente que, también se cuentan entre otros más, quienes mantienen una  postura “ideológica—partidista, e individualista”.

Considerando lo anterior, a simple vista pareciera que “no hay mucho a qué apostarle” para que se den las modificaciones necesarias en las Constituciones. Sin embargo, siempre hay y existirán los políticos que tienen verdadera vocación de servicio, y con ellos, se vale luchar hombro con hombro y darles el apoyo que estos requieren para su mejor desempeño en sus estimables tareas.

Todo mundo sabe que, si un país desea avanzar de forma sustentable, la sociedad tiene el gran reto de exigir a quienes gobiernan, que desentrañen todo tipo de políticas encubiertas de falsa prudencia, que, muy posiblemente, ellos, o quienes les sucedieron en el poder, elaboraron pensando que para hacer política de gobierno, solamente bastaba con la elaboración de disposiciones de ley tan contundentes, que sin más, produjera para ellos los robustos beneficios económicos y de poder ocultos. Es decir “un atajo de apetencias corruptas y desleales en perjuicio del pueblo”.

Sin duda, muchas comunidades del orbe, han sido, y siguen siendo gobernadas por políticos emanados de organismos que se han distinguido por llevar a la práctica un desarrollo tradicionalmente “ARTIFICIOSO, EXIGENTE E INSENSIBLE”.

Los integrantes de estos círculos, ¡¡claro está!!, SIGUEN DEFENDIENDO CON GRAN HABILIDAD A CAPA Y ESPADA, SUS CONFUNDIDAS S VISIONES IDEOLÓGICAS QUE LES IMPIDEN PONER ORDEN EN SUS MENTES. Por ello, no pueden acertar al menos proporcionalmente, dar una solución oportuna y justa, a las graves y reales problemáticas en que se encuentran estancadas sus propias comunidades.

Así, hoy como ayer, este tipo de partidarios de las políticas individualistas y del “amiguismo”, siguen hablando tramposamente. Dicen conocer y tener la fórmula para resolver los problemas de incertidumbre que se han generado en las diversas regiones; igualmente, dicen poseer el método para combatir el desempleo, la pobreza y las injusticias que siguen alcanzando mayores y claras tipificaciones. Y, más aún, tienen la fórmula para mejorar substancialmente el sistema educativo para erradicar el analfabetismo y en el corto plazo la sociedad vea cristalizados sus sueños de aspirar y lograr tener un mejor nivel de vida en todos los sentidos.

Más como todo pasa, y nada es para siempre, los “ELOCUENTES DISCURSOS”, pronto se olvidan; la vida de la comunidad se desmejora. Y, todo, porque, quienes previamente gobernaron, y quienes actualmente gobiernan, EN REALIDAD NO FUERON, NI SON CAPACES DE FIJAR SU MIRADA SOBRE LAS COSAS QUE SON REALMENTE ESENCIALES PARA LA VIDA DE UNA COMUNIDAD. ESA COMUNIDAD SEDIENTA DE JUSTICIA Y HASTIADA DE DISTINCIONES, MONOPOLIOS Y  TOLERANCIAS OTORGADOS A “GRUPOS DE PODER Y RIQUEZA”

Hasta hoy en día, lo cierto es que en muchas regiones se sigue padeciendo de lo defectuoso de esa “GRAN PANACEA”. Es decir, se sufre la aplicación del remedio incorrecto que se anunció como “CAPAZ DE SOLVENTARLO Y ARREGLARLO TODO”.

Echando un vistazo al entorno de las diversas comunidades, lo que se percibe es que, quienes gobiernan, no han sido capaces de distinguir que, “UNA COSA ES ENTENDER LOS PROBLEMAS Y OTRA, ATENDERLOS”.

Y, para atenderlos, LAS PROPIAS SOCIEDADES NO HAN REPARADO EN SABER QUE: ¡¡NO BASTA CON FORMAR NUEVOS POLÍTICOS ACARTONADOS A IDEOLOGIAS PERSONALISTAS!!

Se debe tener presente que,  para que se den gobiernos de una estatura moral aceptable. ¡¡Claro!!, con errores y aciertos propios de la naturaleza humana, lo deseable sería tener políticos, al menos, formados ó bien iniciados en los valores humanos y cristianos, para que ATIENDAN Y ENTIENDAN CABALMENTE EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA “SOCIOLOGÍA”, y a la par, EL SIGNIFICADO REAL DE LAS PALABRAS “POLÍTICA, Y DEMOCRACIA”.

Sin estos elementos, todo el quehacer político—gubernamental, en cualquier momento, tenderá a  la necedad y despreocupación.

Y para hacer buen gobierno, y confeccionar excelentes POLÍTICAS PÚBLICAS, se requiere de personas que, ASÍ COMO AMBICIONAN UN ENCARGO PÚBLICO DENTRO DEL ÁMBITO GUBERNATIVO, POR ENCIMA DE CUALQUIER PUESTO, “PRIVILEGIEN EL BIEN COMÚN”, PALABRA TAN TRILLADA Y DESVIRTUADA A LA VEZ.

           ……Hasta la próxima, si Dios, nos lo permite……




 
loading...