MIRADOR LOCAL



 La falta de regulación en la venta de gasolina puede provocar nuevos accidentes que irremediablemente son evitables, si tanto las autoridades gubernamentales, los expendedores de gasolina y la misma ciudadanía nos comportamos con respeto y prudencia, podemos ser factor de seguridad.

 Pero parece ser que la pasada explosión en el estado de Hidalgo no e s advertencia significativa para darnos cuenta que los accidentes se provocan,  pero que  también pueden ser evitables

 La falta de compromiso entre el gobierno y los expendedores de gasolina para regularizar la manera y forma de vender el combustible puede ocasionar más desgracias en muchas de nuestras familias, primero la ausencia de vigilancia por parte de las autoridades para implementar  operativos  adecuados en el manejo del hidrocarburo y  por otra parte la irresponsabilidad  e inoperancia de los expendedores del carburante en un momento dado pueden provocar accidentes de consecuencia fatal

Lamentablemente parece ser que  los mexicanos no aprendemos  y no entendemos a pesar de la tragedia vivida hace 3 semanas donde ya hay 118 muertos por el mal manejo de la gasolina,  Y en nuestros pueblos siguen los consumidores y expendedores restando importancia a la manera de vender la gasolina,   da lo mismo surtir el hidrocarburo en 15  garrafones en el interior del vehículo con lo que se corre el riesgo de que estos gases se almacenen en el interior del mismo y explote como ya a sucedido en muchas ocasiones, o llenar recipientes  inapropiados de 1200 litros  de combustible lo que pone en riesgo no solo al comprador sino a un sector muy importante de la población

Pie de foto-.  Despachar gasolina en garrafones al interior de los vehículos,  es muy peligroso por la emanación de gas altamente inflamable,  irresponsabilidad de quien compra y falta de protocolo por quien surte.

Pie de Foto-.  La venta de cientos de litros de gasolina en contenedores de agua, inminente peligro,¿ y los inspectores o elementos de “ Seguridad Publica” ¿Dónde están?.

Pie de foto-.  Y qué decir de la venta a menores de edad, si está prohibido vender cigarros o alcohol a los niños, como es posible que los despachadores pongan en riesgo la vida de los mismos, vendiendo en botes el inflamable líquido.

 CONCLUSION- Es una pena que la autoridad municipal no se dé por enterado, que existe una norma oficial para vender y despachar la gasolina, puesto que la seguridad de la población es la primer comisión que adquiere el alcalde, y por no hacer valer la ley  y obligar a que se cumpla el protocolo se está incurriendo en una gran responsabilidad por omisión y esto pone en constante   riesgo a la ciudadanía, de igual manera los dueños de las gasolineras deberían instruir a su personal  y por ningún motivo vender gasolina en recipientes inadecuados, lamentablemente después de que ocurre la tragedia solamente nos lamentamos porque él hubiera no existe.

 PIÉNSELO BIEN…..PERO MUY BIEN.



 
loading...