de

SAHUAYO UNA SELVA, PERO DE ASFALTO Y CONCRETO, URGE REFORESTACION


 Que lastima  que a 7 años del ecocidio en el parque Cristo rey aún no se siembra un solo árbol


Desde hace muchos años Sahuayo ha ido paulatinamente  perdiendo su esencia casas con tejados rojizos y bardas blanqueadas, hacían del viejo Sahuayo un lugar fresco y agradable para el buen vivir, porque en cada casa había cuando menos un árbol de naranjo, limo o limón, los parques y jardineras  se fueron talando poco a poco, primero desaparecieron el  Frondoso Parque Morelos para convertirlo en Mercado, después,  la calzada revolución rebosante de Camichines  se convirtió en la asoleada “Avenida Modelo, La calzada Amezcua tradicional por sus  mezquites, Guamúchiles y Mangos, le siguió la escalinata a Cristo Rey referenciada por su  fresca  Ocalera donde bajo la sombra  los peregrinos descansaban  hoy  se encuentra desértica  y desolada desde hace 7 años, como no recordar la calzada al panteón con sus tradicionales Pirules, o la carretera Sahuayo Jiquilpan adornada con la mezquitera a ambos lados del camino. La modernidad de Sahuayo se está fincando a un precio muy alto que pagar a la naturaleza y que repercutirá en las próximas  generaciones,  por la apatía de quienes vivimos en el presente. 

 Es verdad que el crecimiento de nuestra ciudad cada día va en ascenso, crece en  nuevos  pavimentos, edificios de concreto, grandes avenidas, se multiplican  las plazas comerciales y las empresas  se reproduce; los gobiernos se ocupan y preocupan por modernizar el pueblo ante el  la acentuación del tráfico vehicular,  pero al parecer nadie se interesa por el medio ambiente, el entorno ecológico y por fomentar la creación de áreas verdes, no, ese tema no vende , no reditúa, no genera aceptación ciudadana, independientemente de que la sociedad sufra día con día  el inclemente calentamiento del centro de la ciudad, generado por  los frecuentes embotellamientosdel trafico excesivo; que multiplica el aumento de gases  contaminantes yel consabido calor que perciben al deambular los peatones y conductores que tiene dificultad para avanzar por  Boulevard Lázaro Cárdenas, las calles de Constitución, Madero Morelos y Matamoros.


 Asi lucia la escalinata a Cristo Rey frondosa, fresca y agradable visión urbana, ¿Cuándo se levantara el castigo?


 Sahuayo está viviendo una situación grave por la deforestación provocada por  nosotros mismos y hoy padecemospor  el incremento de la mancha urbana generadora de fuente térmica que forja sequia ante la falta de agua de lluvia, que conlleva a la desecación de los mantos freáticos y por supuesto el desabasto de agua para consumo humano.

 CONCLUSIÓN-. Las áreas verdes de Sahuayo las estamos  desapareciendo poco a poco, debido al crecimiento demográfico,  y la indolencia de no reforestar o conservar las áreas verdes la mancha urbana se ve gris, hoy en día   las construcciones y casas habitación son las protagonistas del paisaje. Nuestro pueblo por las presiones de la modernidad se convirtió en una jungla urbana de cemento y asfalto.

 Es por ello que Urge  hacer un alto en el camino, y de manera ordenada con visión al futuro se requiere del tan cacareado “PLAN DE DESARROLLO URBANO” que contemple de manera seria  y comprometida  una gran cruzada social en favor de  la reforestación de la zona urbana y periferia  de Sahuayo, con la finalidad de rescatar nuestro entorno climático.

 
loading...