PRIMERA PLANA


DE MANERA UNILATERAL EL AYUNTAMIENTO DE JIQUILPAN EJECUTA OBRA EN ZONA EN CONFLICTO: ARQ. JESUS GOMEZ GOMEZ

 


Sahuayo, Mich., 18 de Octubre de 2018.- El día de hoy jueves, el presidente municipal de Sahuayo, Arq. Jesús Gómez Gómez, acompañado por la Síndica Municipal, Dra. María Elena Manzo Avalos; el Secretario del H. Ayuntamiento, Lic. Luis Felipe Villaseñor Núñez y los regidores del H. Ayuntamiento 2018 – 2021 de Sahuayo,  Jesús Santiago Ramírez Sánchez, María Guadalupe Sánchez Pérez, Ramón Herrera Gómez, Sandra Lucia Anaya Gómez, Manuel Gálvez Sánchez, Alma Rosa Farías Chávez, Pedro García, Ema Ayala Oliveros y Jorge Sánchez González. a través de la Dirección de Comunicación Social del H. Ayuntamiento, convocó a los medios escritos, digitales y electrónicos, a una rueda de prensa en el acceso a la Universidad de la Ciénega de Michoacán de Ocampo (UCEMICH), en la carretera Sahuayo – Jiquilpan, con la finalidad de fijar su postura torno, a la obra ejecutada de manera unilateral por el H. Ayuntamiento de Jiquilpan, presidido por el Ing. Mejía Zepeda.

En torno a ella, el mandatario sahuayense se manifestó de la siguiente manera:

“El motivo de esta rueda de prensa es con la finalidad de comunicar y bien comunicar a los ciudadanos, hoy estamos un poco preocupados por lo que se ha venido dando y hoy fijamos de manera unánime los integrantes del H. Cabildo y yo como presidente municipal este posicionamiento.

Como les decía estamos verdaderamente preocupados, porque con anterioridad se habían dado avances importantes en cuanto al tema de los límites territoriales entre Sahuayo y Jiquilpan, como el acuerdo en anteriores administraciones que en la zona en conflicto ninguna de las administraciones ejecutaría ningún tipo de obra, acción y servicio.

Debemos  de partir que este no es solamente un problema local, que busquen los gobiernos municipales de Sahuayo y de Jiquilpan, este es un problema que se gesta a través de los datos históricos, a partir del arraigo de la conurbación y esto nos deja en una situación complicada, pero le corresponde al Congreso Local de Michoacán, a través de la Comisión de Desarrollo Municipal, la que tiene que definir la situación de los límites territoriales entre Sahuayo y Jiquilpan.

Recordemos, que ya se han suscitado acciones en torno a la colindancia o límites en anteriores administraciones, como fue la construcción de los cubos en el acceso a Francisco Sarabia y su posterior demolición, por ese tipo de acciones no hemos podido coordinar acciones que nos permitan ejecutar acciones inter regionales.



Yo lamento mucho y lo digo con honestidad que no se haya podido alcanzar un acuerdo torno a los límites territoriales, es tiempo ya de que definamos esta situación, porque no se trata de poner una línea,  se trata de gente, se trata de ejidos, se trata de personas que tienen posesión de terreno, se trata de valor patrimonial, se trata de arraigo cultural y emocional de las dos ciudades.

Ya viera yo, incluyéndome a mí, que les digamos a los habitantes de La Yerbabuena, que ahora pertenecen al municipio de Jiquilpan, o que vayamos a Jiquilpan y les digamos a quienes viven en las colonias que colindan con la avenida Caltzontzin, que hoy, ya son parte del municipio  de Sahuayo.

Es complicado, es entorpecer el entorno urbano y la vida de las personas, esa es la importancia que tienen los límites territoriales.

Nosotros invitamos al diálogo al municipio de Jiquilpan, los exhortamos a que nos sentemos a trabajar en conjunto y trabajar en beneficio de los Sahuayenses y Jiquilpenses, soslayando los intereses de los partidos políticos, los económicos, los que sean, la gente es primero y hay que dejarlo bien claro.

Permítanme decirlo, ¿por qué resulta todo esto?. Apenas llevamos un mes y 18 días al frente de los gobiernos municipales y ya surgieron las problemática, y aquí estamos en una de ellas.

En el crucero, que ejecutó el municipio de Jiquilpan, la que tiene varias condicionantes:

Primero, afecta la soberanía sahuayense, esta plantado este crucero en gran parte en el municipio de Sahuayo, se realizó sin ningún permiso, sin ninguna restricción,  sin ninguna autorización, se hizo de buenas a primeras.

Segundo nosotros al ver, la problemática que se gesta aquí, exhortamos mediante un oficio, recibido por el municipio de Jiquilpan, antes de iniciar esta obra, en la que le pedíamos que nos sentáramos a dialogar, en tanto tenían que parar la obra, no lo hicieron, la indicación fue clara para el constructor, termina la obra.

Y en ese sentido, no hay colaboración, no hay más palabras que las que da el presidente municipal de Jiquilpan.

Tercero, esta es una obra improvisada, una obra en muy malas condiciones, esto genera conflicto, tanto a Sahuayenses como Jiquilpenses.

Ayer estuve aquí, con algunos funcionarios Jiquilpenses, quienes me dijeron que la ejecución de esta obra nace de una solicitud ciudadana, esa solicitud también la tiene Sahuayo, la Universidad de la Ciénega ha hecho esa solicitud en varias ocasiones.

Sin embargo , no podemos hacer por hacer, ya que se tiene que hacer bien planeado, que se contemple la seguridad vial y primordialmente de los peatones, por lo tanto no podemos atender una solicitud de los ciudadanos, con un error, en la ejecución de una obra, esto señores como lo están viendo usted, implica un grave riesgo, cero seguridad vial, porque en el tramo donde se alcanza mayor velocidad se ponen estos topes, se instala un retorno sin bayoneta de incorporación, sin carril de desaceleración, sin ninguna previsión para que no suceda ningún tipo de accidente, por lo tanto esto no representa ningún beneficio a la sociedad Sahuayense ni Jiquilpense.

Por eso, instábamos al diálogo,  a nosotros también nos toca colaborar, estamos atendiendo la demanda de la Universidad de la Ciénega, pero no así, es necesario hacer un proyecto, pensado, analizado en el que tengamos como eje primordial la seguridad.

Aquí, se afectan los tiempos de traslado de las miles de personas que van y vienen a Jiquilpan y a Sahuayo, esta es una acción improvisada que causa molestias a quienes transitan por esta vía, ya que no garantiza la seguridad de nadie.

Los funcionarios de Jiquilpan, mencionaron que van a instalar semáforos, a quienes se les olvida, que esta es una carretera, no es la avenida principal de Jiquilpan, ni de Sahuayo, tenemos que pensar, en hacer las cosas como realmente se tienen que hacer.

Lamento profundamente que no se haya tenido una respuesta favorable a este exhorto, quiero hacerles saber que se mandó.

Quiero destacar que este exhorto a la Secretaría de Gobierno del Estado, a la de Gobernación Federal, a la de Comunicaciones y Transportes.

Esta obra, no tiene permiso ni el visto bueno de la SCT, recordemos que esta obra la solicitó Jiquilpan en la administración 2012 – 2015 y nunca tuvo respuesta favorable, por esta situación que se está gestando y quiero decirles, que nosotros estamos para defender los intereses de los ciudadanos sahuayenses, los que aquí se están viendo afectados.

La idea es sentarnos a platicar con el municipio de Jiquilpan y lograr acuerdos, reitero, propongo un acuerdo que mientras no estén bien definidos los límites territoriales, se cree una comisión inter urbana entre regidores de ambos ayuntamientos, donde cualquier decisión que se tome en materia administrativa, de servicio o de obra pública, pase mediante esa comisión y  sean aprobadas por la misma.

Desde aquí exhorto al Congreso del Estado, a que reactive el tema de los límites territoriales entre Sahuayo y Jiquilpan. Estamos a tiempo, ya que se tienen prácticamente los tres años de la administraci8ón y de la legislatura, para destrabar esta problemática. Invito al presidente y al cabildo de Jiquilpan a que nos sentemos a ver este tema, el cual es vital para ambos municipios.

El pronunciamiento, es claro y preciso, no vamos a permitir este tipo de acciones, se sigan desarrollando, vamos a acudir a las instancias correspondientes, para que las obras que se requieren en la zona en conflicto se realicen en verdadera coordinación entre los dos ayuntamientos.

Hoy tendrán que hacerse responsables, de algún accidente, de alguna situación fatal que pudiera suceder quienes crearon esta obra, reitero ellos tendrán que hacerse responsables, tanto no tengamos una definición referente a esta obra por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Quiero cerrar mi participación, diciendo que Sahuayo está en la mejor disposición de colaborar, de aportar los recursos necesarios, los conocimientos que ya nos ha tocado experimentar.

Invito al gobierno de Jiquilpan, a que nos sentemos a platicar, a que atendamos la agenda en común y nos pongamos de acuerdo para realizar cualquier acción que beneficie a los dos municipios.

Posteriormente el mandatario municipal, Arq. Jesús Gómez Gómez, atendió las preguntas de los medios, dando puntual respuesta a cada uno de los cuestionamientos que le hicieron.



 




 
loading...