loading...

¿SAHUAYO Y LOS SAHUAYENSES VIVIREMOS UNA FIESTA MÁS?

Esta es la pregunta que de manera individual, familiar, de vecinos y como pueblo debemos de plantearnos, ante la proximidad del  mes de julio que se celebraremos  las fiestas patronales, en honor a Santo Santiago, un acontecimiento que  ha marcado en lo hondo y por mucho tiempo la vida religiosa no solo de una parroquia, de una comunidad católica y de cada uno de los participantes, esta será la fiesta de todos, donde todos somos responsables y todos cabemos, pero también todos debemos de contribuir y para bien en la misma; con la convicción de acrecentar los valores históricos y religiosos de honrar a Santo Santiago.
Es por ello que debemos hacer un alto en el camino y preguntarnos ¿Cuál debe de ser el sentido que le daremos a la celebración festiva con nuestra participación, ¿el concepto místico que nos trasmitieron  nuestros antecesores o simplemente un momento de esparcimiento y diversión carnavalesca donde se prepondere  el consumismo? .
Es relevante darle a conocer a nuestros jóvenes que la fiesta de Santiago Apóstol y NO de los Tlahualiles es  un novenario  religioso dedicado al patrono del pueblo que inicia el 25 de julio  con la peregrinación de la imagen acompañada por los Tlahualiles y las mulitas,  por las calles de Sahuayo y concluye el 4 de agosto con la procesión de la misma en su santuario.
Hoy es el tiempo de hacer saber que no es un carnaval, a las familias que vienen de otras latitudes a vivir en Sahuayo, y que no conocen el sentido dela festividad, es el tiempo de que los  párrocos y sus vicarios inicien una campaña  catequizadora y de concientización con la feligresía  anunciando  el sentido religioso y  el objetivo de la festividad, de esta compleja realidad, es natural que a quien atañe de manera particular es al sacerdote, en especial al párroco o al rector del templo, y a todo el personal que colabora con él preparando, celebrando y recogiendo los frutos y consecuencias de la celebración. Por su origen religioso y por su alto valor cultural y festivo, la fiesta patronal debe ser un acontecimiento evangelizador,  apoyados por  los vecinos de este pueblo haciendo lo que nos corresponde inculcando a nuestros hijo(a)s nuestras raíces, costumbres y tradiciones.
Respecto a los Tlahualiles implemento sustantivo dentro de la veneración a Santo Santiago,  son un elemento indispensable para la fiesta que le da color, alegría y provoca la  admiración de propios y visitantes,  que se han convertido en el icono de Sahuayo.
La mayor parte de los grupos  ya asumieron la responsabilidad de conformarse  en  asociación organizada con la finalidad de  rescatar la esencia religiosa  a través de  su intervención en el marco festivo de Santiago Apóstol,  Serán más de 3000 tres mil  Tlahualiles , en   150 grupos los que estarán participando en la peregrinación,  por lo tanto la sociedad no entorpezcamos  su peregrinar por las calles, obstruyendo el paso con las bandas de música apostadas en esquinas, o reduciendo el arroyo vehicular entre otros.
La fiesta patronal afecta, de distintas maneras, a todos los miembros de la comunidad, aún a los no creyentes; posee, , la capacidad para congregar multitudes, Es un hecho socio-religioso que se impone a todos y que es necesario atender.  Son  muchas las deficiencias que hay que corregir y los límites que hay que superar, Una fe no suficientemente ilustrada degenera con facilidad en vana credibilidad  en actitudes fetichistas y hasta en expresiones idolátricas, acompañadas de sectarismos y manipulaciones religiosas y sociales. En este contexto de ignorancia y de inercia religiosa es muy difícil, casi imposible, lograr que las expresiones religiosas se transformen en una vida digna, en relaciones comunitarias sanas que propicien el equilibrio y el progreso social.
Es el momento de   la reflexión del análisis y tomar con profunda responsabilidad el papel que debemos de protagonizar para resarcir la imagen de Sahuayo, tan devaluada por los acontecimientos, que se viven a diario, donde los valores y las buenas costumbres se encuentran muy lejos de lo que en otrora fue nuestro pueblo de Sahuayo.

 

 


 

Mas noticias