En nuestra región de la Ciénega “tenemos una situación extremadamente compleja”, Primero “porque siguen aumentando los casos de personas con COVID-19 y los fallecimientos”, pero también por el impacto económico y social de la pandemia, así como por la confusión en la población respecto del mantenimiento de las medidas de sana distancia, ya que ni el gobierno federal, estados y municipios se pone de acuerdo en cómo hacer frente a la infestación.

Así que “esta es una situación extremadamente compleja que hace aún más difícil la adherencia de la población a las medidas de salud pública que son necesarias para contener esta situación epidémica”,

 Frente a este crecimiento de contaminación y la polémica con el número real de casos de COVID-19 y defunciones relacionadas no tienen “la precisión que se requiere para determinar o dar un dato que permita definitivamente tomar decisiones, sino orientarlas”.

  “el COVID-19 no exenta de impacto a los niños, niñas y adolescentes de enfermarse de COVID, “A la fecha Lamentablemente también tenemos que indicar que ha habido defunciones, El sobrepeso y obesidad, hipertensión, diabetes, cáncer, enfermedades cardiovasculares, como ya lo sabemos, son condiciones que ponen aún más en riesgo a quien adquiere COVID-19.  entonces, ante estos procesos que hay que cuidar, la alimentación sana y saludable, es fundamental”.

Pero la pandemia tiene también efectos sociales y sicológicos en los jóvenes, “La magnitud de la epidemia, su rapidez, su letalidad, la incertidumbre y el miedo que produce frente a lo que se desconoce tiene impacto en los niños, niñas y adolescentes.  Se alteran las rutinas y las relaciones sociales, se genera ansiedad, se puede generar también una inseguridad alimentaria en algunas comunidades”.

lamentablemente las indicaciones que emiten los gobiernos municipales, molestan y enojan a algunos  porque afectan sus intereses económicos,  por lo que se niegan a seguir  el reglamento, mientras la autoridad no encuentra el eco necesario para que la sociedad asumamos con responsabilidad las normas y decretos, cada quien hacemos lo que “¿conviene?” y,  si lamentablemente alguien de nuestra familia se infecta ahora si a culpar a los gobiernos porque no han sabido manejar la pandemia, porque no hay los insumos y espacios de salud necesarios para atender a los enfermos.

 En una sociedad analítica y responsable la filosofía debiera ser: “Yo me protejo y tú me proteges” Los especialistas insistieron largamente sobre las medidas para evitar la transmisión en lugares públicos y de trabajo, el respeto de la sana distancia y el uso de cubrebocas adecuados, siguiendo el lema “yo me protejo y tú me proteges”, así como el cuidado particular de personas vulnerables, pero hicimos oídos sordos, hoy solo queda lamentarnos por no haber atendido a tiempo.

 Hay mucho que todavía podemos  y debemos  hacer y estoy seguro de que si nos implicamos todos: el gobierno federal, los gobiernos estatales, municipales, la sociedad civil, pero sobre todo las familias y las comunidades, vamos a lograr mitigar el impacto de la COVID-19.

Por admin

Un comentario en «LA PANDEMIA SITUACIÓN COMPLEJA QUE AÚN MUCHOS NO QUIEREN RECONOCER!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *